Los conoces, probablemente no sabías que se comían, o si lo sabias no te hubieras animado a probarlos, Veni a probar Escargot. ¿Sabes que sabor tiene un habitante de tu jardín cocinado a la francesa? Entra a esta nota y descubrí porque no hay que tenerle tanto miedo.



#Descubrí

Antes de volcarnos de lleno a la experiencia, aprendamos juntos como a alguien se le ocurrió cocinar este plato y transformarlo en uno de los platos emblema de la cocina francesa: Escargot es la palabra francesa, para llamar a los caracoles de tierra. Este peculiar plato se impuso en la región de Borgoña durante el siglo XIX. Con el avance de las industrias, se volvió cada vez más difícil encontrarlos. Existen varios tipos de caracoles aptos para el consumo humano.


Escargot


#Proba

Los conoces, cada vez que llueven salen para arruinarles el jardín a tu vieja. Probablemente si sos varón te resultaban fascinantes de chico, tanto cuidarlos, como en algunos casos pisarlos. Al contrario, si sos mujer seguro les tenías un poco de impresión.

En París uno de los platos más clásicos y difundidos es el Escargot. Estamos hablando de caracoles de pasto. Leíste bien, en una de las ciudades más sofisticadas del mundo entendieron que además de parecer desagradables funcionan bien salteados en manteca, con ajo y perejil. Preparados correctamente funcionan como pequeñas gemas de sabor en su caparazón, listas para darte una experiencia única.

  • Ahora bien, ¿Tienen mal sabor o huelen raro?

Te soy honesto, son preguntas que uno mismo se hace junto con ¿Por qué estoy haciendo esto? La verdad es que podés dejar los prejuicios, ya que tanto el ajo como el perejil tapan cualquier olor que pudiera hacerte dudar de probarlos. El sabor es un capítulo aparte, porque el sabor es muy a caracol, tal vez podría decirte la clásica tienen sabor a pollo, pero no. Tal vez el sabor que más se aproxima sea el de una albóndiga con una textura más gomosa y salada.


#¿Apto Sobremesa?

Si, siempre y cuando los consigas a buenos precios. Es fácil pecar de turista y pagar cualquier cantidad de euros por ellos. Un plato de seis caracoles debe salirte más o menos un euro por unidad.

En el bodegón clásico “Le Bouillon Chartier” te sirven el plato a ese precio como entrada, más una jarra de agua y una copa de vino de cortesía. Como siempre la recomendación es que si llegas a viajar no te quedes solo en los macarones, o los eclaires, anímate a probar otro excelente ejemplo de tradición culinaria francesa.


#Info

Le Bouillon Chartier



 



¿La onda verde no es la tuya? ¿Tu lema es asado de tira o nada? Bacaneros, el mundo se mueve más allá de la parrilla y la pizza. Vení con nosotros a descubrir esta tendencia verde que Be Market impone en pleno centro de Lomas.



#Descubrí

En primer lugar, es verdad, uno le puede tener cierto miedo o resistencia a los nuevos sabores. Esa es una situación por la cual todos hemos pasado. ¿Por qué pensamos instantáneamente que lo verde termina en las milanesas de soja o ensaladas? Sabe que hay lugares que ponen estas máximas a prueba. Be Market da cuenta de ello.

Desde 2014, este restaurante en el centro de Lomas (Colombres 187) se animó a romper con el cerco de cafeterías/pizzerías/heladerías de la zona. La propuesta es simple, pero atractiva, comida fresca, preparada en el momento, abundante y sabrosa.

Be Market es un lugar donde las verduras tienen mucho sabor, y ese olorcito único de lo recién cocinado. Acá, las lechugas son crujientes, bien verdes. Los tomates aromáticos, bien jugosos, la carne por su parte juega entre los límites de lo tierno y lo fibroso, donde el sabor se oculta.

La revolución verde encabezada por Silvina y Soledad se hizo sentir fuerte, porque además de tener grandes ventanales, este es un lugar con onda, moderno. Ideal para sentarse un rato y disfrutar de la compañía de las amistades, los amantes o simplemente para pasar la velada con tu pareja.


Be Market, comida para hacerte feliz

#Proba

¿Qué plato se pusimos a prueba? Elegimos el wrap de carne, aunque el de pollo frito también te llama a comerlo. Pero ¿vale la pena la espera? Sin dudas, el relleno es abundante y sabroso, las papas que lo acompañan salen tostadas por fuera, casi cremosas por dentro, generosas en sus porciones.

Hay que admitirlo, la comida si demora un poco, pero si lo pensas por un segundo, cuando comes en tu casa y cocinas algo no sale de un momento para otro. La comida que se elabora en el momento (Momento en donde la comida se separa entre mágica y plástica), demanda un tiempo de preparación. Confía en que el producto final va a satisfacerte, borrando cualquier molestia que pudieras tener.

Por su parte, la carta no es la mas extensa del mundo, pero esta planeada de tal manera que todos tienen opciones. La recomendación que te puedo hacer es: desconfía un poco de las cartas super largas, es imposible hacer todos los productos de manera correcta.

Los precios están un poco por encima de la media, pero te repito, lo compensan mediante un gran ambiente y comida de buena calidad.


#¿Apto sobremesa?

El ambiente es relajado, calmado, se presta para la sobremesa con amigos, pareja o familia. La música es funcional a la comida, y nadie grita. El clima es similar al que podes llegar a encontrar en una biblioteca, con la ventaja que estas sacando a pasear a tu estomago.

  • ¿Es caro? La relación precio calidad está bien orientada, pero esta un poco por encima de la media. Por la calidad de los productos los precios son adecuados
  • ¿Vale la pena? Si, si queres probar nuevos sabores, es un gran lugar para encontrarte con una propuesta gastronómica nueva

#Info

Be Market

  • Colombres 187, Lomas de Zamora
  • Horarios: Lunes a viernes de 08.00 a 22.30. Sábados de 08.00 a 23.45. Domingos de 10.30 a 19.30
  • Precios: $$$