A veces, como en el caso de Florentin, los grandes sabores se ocultan a plena vista. Seguinos a descubrir a este “Wally” frente al Cementerio de la Recoleta, donde tranquilamente podes empezar a descubrir los sabores del Medio Oriente



#Descubrí

Eso es tal vez lo que tienen de ventaja/desventaja las grandes ciudades. En las metrópolis es tan fácil encontrar un nuevo sabor, tan simple como pasarlo de largo. Es una realidad a la que te enfrentas cada vez que digas: “Hoy quiero comer algo nuevo”.Florentin juega con esa peculiaridad.

Porque te lo encontras sin buscarlo, pero si estas distraído con la cabeza en otra, lo pasas de largo. Debes tener en cuenta que la zona de Recoleta tiene una propuesta gastronómica abundante, pero sobre todas las cosas, bastante cara. Hay que reconocerlo, es un lugar hipster, lleno de jóvenes buscando las selfies perfectas.  No es fácil convivir con eso. Pero los sabores lo valen, sin lugar a dudas.

¿Cómo saber cuándo llegaste? Camina por la calle de la Biela, uno de los bares clásicos del ambiente porteño, a unos metros vas a ver una gran pared de color celeste con una ventana, así de simple, nada más que eso. Donde con una buena idea y sabores innovadores, atrevidos podés tener tu introducción tanto a la comida judía como a los sabores de medio oriente.



#Proba

Si te sentís aventurero, anímate a los kofas de carne en pan pita, con papas fritas caseras. Tene en cuenta que vas a ser sorprendido por una mágica combinación de sabores, desde la carne perfectamente sazonada, pasando por la salsa de yogurt, el repollo en vinagre, el tahini (pasta de sésamo) o la salsa de morrones asados. Este combo va a demostrarte que no necesitas más que un par de mesas e imaginación para servir comida que lleve a tu paladar en viaje único. Probablemente desconocido hasta el momento.

Es para destacar las opciones de combos que ofrecen. Porque la comida es abundante, de esas porciones que no temen ensuciarte la cara con cada bocado. Y tal vez ese sea uno de los grandes placeres que tiene la salida a comer, esa capacidad de provocar en cada bocado una nueva sensación, mostrándole a tu paladar nuevos horizontes


#¿Apto Sobremesa?

Sin dudas, aunque no sé si la idea es la “sobre mesa” tradicional, tranquilamente podés compartir un rato agradable con amigos o novia probando sabores desconocidos para el argentino promedio. Porque, en Florentín, la comida es rica, abundante y a buen precio.

Además la atención es cálida, los precios más que convenientes y la comida sabrosa. Es ideal para esos mediodías bajoneros pre o post visita al cementerio o al Centro Cultural Recoleta.

  • ¿Es caro? No, tiene precios super competitivos pensando que esta localizado en el corazón de la Recoleta.
  • ¿Vale la pena? Si estas interesado en ampliar el abanico de sabores que conoces, sin lugar a dudas.

#Info

Florentin 

  • Junin 1795, Recoleta (frente al Cementerio de la Recoleta), Capital Federal
  • Horarios: Domingo a Jueves, de 12:00 a 23:00. Viernes de 12:00 a 06:00 y sábados de 12:00 a 01:00
  • Precios: $$