Sin dudas a medida que recorras Europa, vas a poder sacarte muchos mitos de encima. Vas a ir haciendo tu propia visión de las cosas. Te contamos cual es el primer impacto cuando llegues a la joya renacentista que es Florencia. Sus verdades, sus mitos e historias. Veni y descubrirla en esta nota.


#Conoce

La verdad es que la ciudad Florentina se puede ver desde dos ángulos. Hay dos caras de una misma ciudad dividida por el rio y sus puentes. Por un lado, existe la ciudad del turismo, las camperas de cuero al por mayor y los pintores callejeros. En sí, sabe que dentro de todo es una localidad chica y muy “caminable”. Te conviene manejar tus ansiedades para poder entender mejor la belleza que te rodea, porque se acaba rápido. Disfrutemos de Florencia a pie.

La verdad que sorprende como en pocas cuadras uno puede recorrer una de las ciudades más clásicas de la historia humana. Vas a estar siempre rodeado por vendedores y esto es algo que puede llamarte la atención. Llama la atención la oferta de ropa y accesorios a lo largo de todo el centro cívico.



#Descubrí

Un capítulo aparte es la comida. Si sos un apasionado por la comida, el Mercato di San Lorenzo te espera. Dentro vas a encontrar todo lo que ves por la tele y te abre el apetito. Hay fiambrerías que te ofrecen de los mejores salamines y jamones crudos que te vas a encontrar.

Los sándwiches de carne son una especialidad: Ellos usan lo que sería colita de cuadril cocinada por horas en salsa. Después es fileteada con especias y pimienta, todo junto dentro de dos panes húmedos con el jugo sobre las planchas calientes. Si, es un exceso, pero carajo que son ricos. Ahí te podes encontrar con gran parte de lo que es la real Florencia.

Pero si tu objetivo es vivir una experiencia más auténtica, salí del centro. Anda hacia el sur, cruzando por los puentes vas a encontrar con la Florencia autentica. Donde los locales conviven rodeados de rotiserías y buen vino. La gente se junta en las veredas o en los puestos de comida a discutir de futbol, política o actualidad. Podes toparte con algunos ultras de la Fiorentina, pero son más tranquilos que los barras nuestros.



#Consejo

Aprovecha para atreverte a vivir un momento netamente italiano. Metete en alguna trattoria medio perdida, para nada lujosa y pedí un rico plato de pastas. Sin dudas tú estómago y cerebro te lo van a agradecer.


#ElDato

Los vendedores siempre están dispuestos al regateo.  Vos tómate la costumbre aunque seas tímido de charlar los precios, las gangas están esperándote.



 



Roma es una ciudad de ensueño. Pasa con nosotros para descubrir sus misterios y como la gente te muestra una de las caras más simpáticas de Europa. Si Venecia te resulto chica y Florencia simple de descubrir. Vení a caminar a la capital italiana para saber porque este es un destino obligado en tu visita europea.


#Conoce

Simpática como Madrid, tumultuosa como Paris, Roma tiene un encanto único que debes descubrir. Es una ciudad que sonríe al turista y le ofrece una gran onda. Todo esto adosado con buena comida y vinos. Hay algo que uno se da cuenta siendo argentino. Somos gritones y apasionados como los romanos, se nota en nuestros almuerzos familiares o en las discusiones de la calle, somos un calco de ellos. Si sos argentino, es probable que tengas gran parte de lo romano corriendo por tus venas.



#Descubrí

De las capitales que recorrimos hasta el momento, Roma es tal vez la que tiene precios más competentes en general. Hay opciones similares a las tapas por un euro madrileñas, pero la comida en general no es la más cara ni de Italia, ni de Europa en general.

También abundan los outlets y la costumbre a negociar los precios. El problema con esto es que solo vas a encontrar la misma ropa o el mismo recuerdo por todas partes. Hay mucho producto para comprar, pero al fin todos se ven similares.

Roma es una ciudad en si para caminar tranquilo, la gente vive dentro del ritmo de una gran metrópolis, pero sin las corridas diarias. Vas a tener colas en casi todos los monumentos o atracciones porque hay mucha gente por todos lados. Eso es inevitable, no nos olvidemos que estamos hablando de una de las ciudades más antiguas de la historia.

Pero sabe que el contexto en si te serena, en ese sentido la ciudad es especial.  Lo entendes al enfrentarte por primera vez con el Foro o al entrar al Panteón. Estas a la vera de obras que marcaron la historia de la humanidad, no solo de una civilización occidental. Mitad de la historia humana nació en esas calles.

Al recorrer las calles romanas, o visitar el Vaticano, vos como turista, los cristianos y occidentales en general cumplen el mismo rito que los musulmanes cumplen al visitar la Meca. Son lugares que ya por su propia existencia representan quienes somos. Roma te hace sentir no solo bienvenido, te hace sentir en tu hogar.

#Consejo

Disfruta de la simpatía romana. Durante la travesía conocí poca gente dada como la romana, en especial los jóvenes siempre están dispuestos a charlar un rato de futbol con vos. Además, tenes que estar atento, es muy probable que te cruces con más de una figura del calcio por la calle.


#ElDato

Asegúrate una botella de agua siempre a mano. En la capital italiana todas las fuentes son públicas y de ellas sale agua potable, bien fría y refrescante.



 



Dejemos atrás París, Bacaneros. Con todas sus luces o peculiaridades. Llegas a Venecia y te enfrentas con algunos prejuicios. Entra a esta nota para descubrir si tiene sentido visitar una ciudad única en el mundo. Acá entérate de los mitos y verdades de Venecia.


 #Conoce

Antes de embarcarte, seguramente algunos amigos, o la comunidad viajera en general te va a hacer la misma advertencia: Venecia es chica, clásica y única, pero sobre todo chica. Déjame decirte, que esa es una verdad universal. Podes pasar una semana en París o Madrid, rascando solamente la superficie, pero la ciudad que flota se explora de punta a punta en unas horas.

Otro punto a tener en cuenta es que el atractivo que la ciudad pueda ofrecer se ve opacado por la ola constante de turistas. Si charlas con un vendedor o un residente, ellos te lo dicen claro: “Venecia no tiene temporada baja”, así que prepárate para estar haciendo fila siempre. Además, para pagar precios inflados o estar constantemente peleando para moverte entre las islas.

Sobre todo, hay una sensación inevitable: Es una ciudad hecha a medida del público femenino, llena de boutiques, con marcas exclusivas predominantemente femeninas. Ojo, podes encontrar cosas para hombre, pero en general es una ciudad que apunta a la mujer consume.

¿Qué te quiero decir con esto? Venecia, tal vez no es el mejor destino para conocer si vas en plan de viaje solitario. Es sobre todo un lugar romántico ideado para parejas, hay toda una industria preparada para atender a los enamorados.



#Descubrí

La ciudad en si tiene su propio ritmo siempre y cuando sepas descubrirlo. Para hacer tal cosa debes alejarte del centro, olvídate de la Plaza San Marcos. La Venecia autentica está en los pasillos y pequeños puentes.

En ellos vas a descubrir como los locales viven su día a día, con un costo de vida menor al parisino, pero más alto que en el resto de Italia o Madrid. El veneciano es amable en general, pero tiene un ritmo apurado en general. Saben que tienen que vender a un público amplio en poco tiempo, no esperes el trato más personal del mundo.

De noche la ciudad presenta otra cara que hasta puede asustar si no estás acostumbrado. Al caer la tarde la gente de a poco se va yendo, desde turistas hasta locales. Venecia ruidosa pasa a ser la calma, un laberinto oscuro, solitario.

#Curiosidad

Una de las cosas interesantes y particulares de esta ciudad es la posibilidad de compartir una especie de “bondis” para trasladarte de una isla a la otra. Lo raro es que tanto en la parte continental como en las islas, los choferes le prestan poca atención al hecho de pagar o no el pasaje. El veneciano por costumbre no paga pasaje, se sube directamente


#¿Vale la visita?

Si, pero no por mucho tiempo. Es más, una parada que una estadía. Podes conseguir buenos precios, pero tenes que estar dispuesto a caminar. El consejo es asumir una actitud de relax, tomarse un rico Spitz con un buen calzone tradicional.



 



Madrid es una ciudad llena de sabores e historias listas para ser descubiertas. En esta ocasión, sentate nosotros con para disfrutar de una perlita oculta por el centro de la capital española. Tomate dos minutos Bacanero para descubrir Xake, un restaurante capaz de transportarte sin escalas desde la región ibérica hasta el corazón del Japón en un verdadero Kaitenzushi 



#Descubrí

El kaitenzushi es un restaurante tradicional y muy popular en tierras japonesas, tanto  de sushi, como de otras delicias, donde los platos se colocan sobre un transportador de banda que atraviesa por el restaurante y pasa por cada mesa.

Los comensales pueden simplemente tomar el platillo de su elección de un flujo constante de sushi fresco y otros bocados tradicionales que se mueve a través del salón.


Xake, una perla asiática en Madrid
Xake, una perla asiática en Madrid

#Proba

Lo creativo del lugar es que casi borraron la necesidad de meseros, quienes se ocupan solamente de servirte bebidas. Mientras escribís, o charlas, tal vez durante una salida con amigos o con esa persona especial, vas a ver un flujo constante de comida calentita o fresca, según lo que te diga la panza.

Si me preguntas que probé, la lista es larga y difusa entre el sushi y el resto de los platos que nunca paran de dar vueltas. Desde algas secas, pasando por camarones fritos, continuando con dumplings, maní picante o arrolladitos primavera, coronando todo con pato pequinés.

Lugares como Xake están diseñados para pegarte una piña en la pera.  Aunque considero que los tenedores libres van en contra de la experiencia culinaria por la sobreabundancia. En Xake podes hacer una excepción.


#¿Apto sobremesa?

El ambiente es cálido y la gente atenta. Los precios son convenientes y mi querido lector, la banda mecánica hace el resto debido a lo azaroso del asunto. Vos no podes decidir el orden de la comida, tenes que entregarte a lo que te ofrece el chef. De ahí viene  tal vez uno de los puntos con la magia de este lugar. Hay que reconocerlo, Xake, es como el salmón que nada contra la corriente. Te propone una forma innovadora de pasar un buen rato.

  • ¿Es caro? No realmente, los precios, aunque en Euros, te pueden permitir darte este gusto
  • ¿Vale la pena? Sin dudas, a menos que tengas pensado algún viaje a Japón en el corto plazo, esta experiencia puede darte una probada de una larga tradición culinaria.

#Info

Xake Buffet Japones



 

 



San Telmo sin dudas es un lugar que tenes que visitar. Acompañame en esta nota para descubrir una joyita porteña que te va a dejar muchos recuerdos y ganas de volver



#Conocé

San Telmo nace dentro de Capital Federal como un convento que nucleaba a una de las iglesias más grandes de Buenos Aires alrededor del año 1600. Desde ese momento hasta que estallo la fiebre amarilla en la ciudad fue uno de los barrios más exclusivos y patricios. Desde el punto de vista arquitectónico, es de los más tradicionales, ya que mantiene los ladrillos a la vista y los adoquines. Desde la feria hasta los mercados, es un lugar que respira a clásico.



#Descubrí

Hay una verdad que es innegable, este es uno de los barrios más trendy de la actualidad. Hay cierta fotografía que uno está acostumbrado a ver en San Telmo que va evolucionando, impulsada por una ola de foodies que van copando diferentes espacios tradicionales.

Hoy el gran mercado que era una joya por las antigüedades que ofrecía, va perdiendo espacio contra las nuevas propuestas gastronómicas (Saigón por ejemplo). Esto es al fin y al cabo un cambio necesario para mantener al barrio joven, nutrido de nuevos visitantes. Eso si, los sabores que podes descubrir por los diferentes recovecos, están a la altura de las circunstancias. Desde comida étnica o naturista, hasta panes y platos franceses. San Telmo como barrio, y el Mercado como centro del mismo, merecen una visita.

#Consejo

Hay dos formas de visitar San Telmo. Lo podes hacer tranqui, con tiempo y sin bardos, pero tenes que ir durante la semana, la ventaja es que vas a caminar sin pegarle a nadie, seguramente no tengas que hacer muchas colas para comer, pero vas a notar que esta todo medio muerto. Si queres vivir el verdadero ritmo del lugar, tenes que ir un sábado o mejor un domingo. Ahí explotan los shows de tango, los personajes únicos y esa magia que vuelve a este uno de los grandes sitios para divertirte y de paso comer rico



#¿Vale la visita?

Si no tenes planes y queres aprovechar el tiempo, San Telmo sin dudas puede darte respuestas. Si queres probar nuevos sabores, este es un buen lugar para empezar a coleccionarlos. Este barrio siempre tiene los brazos abiertos para recibir nuevas visitas.



¿Pensaste que conocías lo que era la comida asiática? Lamento desilusionarte, pero Saigon viene a romper este mito. Olvídate por una salida del sushi, los arrolladitos primavera y Chau Fan. Vamos a probar nuevos sabores.



#Descubrí

Saigón es el primer “noodle” bar que visito, está en el corazón de San Telmo y déjame decirte, con comida así dan ganas de seguir explorando esta tendencia en cocina. Podrás pensar que no es el más lujoso del mundo, pero la onda que tienen adentro es innegable. El bar nació a finales del 2016 y es atendido por Nacho, Juan, Humberto y José. Ellos sin dudas son la cara y el corazón de la comida, acompañados por un staff que en todo momento te hace sentir bienvenido.



#Proba

Te estarás preguntando ¿Qué comió para haber quedado así de feliz? La carta no es la más amplia del mundo, hacen pocas cosas, pero las hacen bien. Los sabores son interesantes y desafían tu paladar. Por un lado, probé el Banh MI, compuesto de cerdo laqueado, pickles caseros, cilantro y salsa de soja con pan vietnamita casero. Además, disfrute de un clásico vietnamita: El Pho Bo, una sopa de siete especias con carne en fetas, fideos finos de arroz y chiles puta pario, este es un plato que tranquilamente podrías comer en cualquier calle de la capital vietnamita.


#¿Apto Sobremesa?

¡Claro que sí! La combinación del ambiente, la buena onda y los sabores exóticos funcionan en armonía para hacerte sentir bienvenido. Vos podes encontrarte hablando con los chefs mientras cocinan, o compartiendo anécdotas con las camareras. Los platos son capaces de satisfacer tu apetito pero sin llenarte hasta la garganta. Combinación complicada de encontrar. Anímate a Saigon, rompe un poco con la rutina para tener tu primera experiencia asiática sin depender ni del sushi ni de los arrolladitos. Me lo vas a agradecer.

  • ¿Es caro? Esta en un rango medio de precios, pero por las porciones que te sirven vale la pena el costo.
  • ¿Vale la pena? Si te animas a explorar sabores exóticos sin dudas, aunque puede ser intimidante al principio vale la experiencia,


#Info:

Saigón Noodle Bar

  • Bolívar 986, San Telmo, Capital Federal
  • Horarios: martes de 19:00 a 00:00. De miércoles a domingos de 12:00 a 17:00 y de 19:00 a 00:00. lunes cerrado.
  • Precios: $$


 



¿La onda verde no es la tuya? ¿Tu lema es asado de tira o nada? Bacaneros, el mundo se mueve más allá de la parrilla y la pizza. Vení con nosotros a descubrir esta tendencia verde que Be Market impone en pleno centro de Lomas.



#Descubrí

En primer lugar, es verdad, uno le puede tener cierto miedo o resistencia a los nuevos sabores. Esa es una situación por la cual todos hemos pasado. ¿Por qué pensamos instantáneamente que lo verde termina en las milanesas de soja o ensaladas? Sabe que hay lugares que ponen estas máximas a prueba. Be Market da cuenta de ello.

Desde 2014, este restaurante en el centro de Lomas (Colombres 187) se animó a romper con el cerco de cafeterías/pizzerías/heladerías de la zona. La propuesta es simple, pero atractiva, comida fresca, preparada en el momento, abundante y sabrosa.

Be Market es un lugar donde las verduras tienen mucho sabor, y ese olorcito único de lo recién cocinado. Acá, las lechugas son crujientes, bien verdes. Los tomates aromáticos, bien jugosos, la carne por su parte juega entre los límites de lo tierno y lo fibroso, donde el sabor se oculta.

La revolución verde encabezada por Silvina y Soledad se hizo sentir fuerte, porque además de tener grandes ventanales, este es un lugar con onda, moderno. Ideal para sentarse un rato y disfrutar de la compañía de las amistades, los amantes o simplemente para pasar la velada con tu pareja.


Be Market, comida para hacerte feliz

#Proba

¿Qué plato se pusimos a prueba? Elegimos el wrap de carne, aunque el de pollo frito también te llama a comerlo. Pero ¿vale la pena la espera? Sin dudas, el relleno es abundante y sabroso, las papas que lo acompañan salen tostadas por fuera, casi cremosas por dentro, generosas en sus porciones.

Hay que admitirlo, la comida si demora un poco, pero si lo pensas por un segundo, cuando comes en tu casa y cocinas algo no sale de un momento para otro. La comida que se elabora en el momento (Momento en donde la comida se separa entre mágica y plástica), demanda un tiempo de preparación. Confía en que el producto final va a satisfacerte, borrando cualquier molestia que pudieras tener.

Por su parte, la carta no es la mas extensa del mundo, pero esta planeada de tal manera que todos tienen opciones. La recomendación que te puedo hacer es: desconfía un poco de las cartas super largas, es imposible hacer todos los productos de manera correcta.

Los precios están un poco por encima de la media, pero te repito, lo compensan mediante un gran ambiente y comida de buena calidad.


#¿Apto sobremesa?

El ambiente es relajado, calmado, se presta para la sobremesa con amigos, pareja o familia. La música es funcional a la comida, y nadie grita. El clima es similar al que podes llegar a encontrar en una biblioteca, con la ventaja que estas sacando a pasear a tu estomago.

  • ¿Es caro? La relación precio calidad está bien orientada, pero esta un poco por encima de la media. Por la calidad de los productos los precios son adecuados
  • ¿Vale la pena? Si, si queres probar nuevos sabores, es un gran lugar para encontrarte con una propuesta gastronómica nueva

#Info

Be Market

  • Colombres 187, Lomas de Zamora
  • Horarios: Lunes a viernes de 08.00 a 22.30. Sábados de 08.00 a 23.45. Domingos de 10.30 a 19.30
  • Precios: $$$